El Camino del Erizo

Aventuras y desventuras de un Erizo dormilón… y friki!

Cambio de Domicilio

leave a comment »

Safe at Home

Safe at Home

Pues a lo tonto a lo tonto, llevo ya por Madrid casi un año!!

Fue por primeros de Octubre cuando llegué a España de vuelta de New Jersey, recién comenzando en la empresa donde trabajo… y fue casi nada más llegar que encontré un piso donde he podido vivir más o menos cómodamente hasta ahora. Lo cierto es que no ha estado mal. La casa que alquilé, compartida con tres chicos más, es grande y bastante bien equipada. Me considero una persona humilde, que precisa de más bien poco para vivir. En este caso, ese poco, dentro de mi habitación, consistía en un armario hasta los topes, una cama individual bastante cómoda, una mesita de noche donde guardaba todo lo que he ido encontrando a lo largo de este año, mi ordenador y calefacción central para el invierno. La casa en sí estaba bien provisionada, aunque no hubiese muchos muebles en sí. Supongo que el propósito de esto es que no tuviésemos que disputarnos el espacio. Había un salón grande y espacioso, con butacones y un buen número de sillas, que posteriormente fue ampliado con dos sofás bastante cómodos. Cocina bien amueblada con lo preciso. Cuarto de baño funcional y bastante grande. La verdad, la casa estaba muy bien, y la zona aún mejor.

Sin embargo, no todo eran aspectos positivos. Como ya he mencionado, he vivido con compañeros. Para ser sincero, no sabría decir hasta qué punto el que no hayamos congeniado demasiado es culpa mía o de ellos. Sospecho que es de ambos, como todo. Pero lo cierto es que el ambiente en el que he vivido este año no me ha parecido tan agradable como me hubiese gustado.

Por un lado, quisieras o no, había más gente en tu casa. Para mí, mi hogar es un santuario. Quiero poder llegar a casa y relajarme, descansar y organizarme como mejor quiera. Si quiero limpiar, limpio. Si quiero dejarlo para otro día, lo dejo. Si quiero salir, quedo para tomar una cerveza. Pero lo que menos espero mientras estoy en mi casa es sentirme obligado a nada. Y lo quieras o no, compartir piso, aún más cuando el ambiente no es muy positivo y la organización escasa o inexistente, involucra tener que estar pendiente y depender en mayor o menor medida de lo que hacen los demás. En sí mismo no considero que eso sea algo malo. El problema de la convivencia es que si quienes comparten un espacio habitable no intentan encontrar un equilibrio que los satisfaga a todos y además no pongan de su parte para proporcionárselo a los demás, hay molestias. Algunas serán pequeñas. Otras no tanto. Otras ocurrirán siempre, y serán como una gota que va cayendo una y otra vez en el mismo vaso, llenándolo poco a poco. Y en este caso ha sido así: al final, todos hemos seguido con la filosofía de “a mí que me dejen en paz, q mientras no se metan conmigo yo no me meto con los demás”. Y así nos ha ido. Y así les irá.

Las molestias estaban ahí, aunque fuesen pequeños detalles. Y es que son los pequeños detalles, al cabo de un año, los que se notan. Al final, te encuentras con que el piso que has alquilado, tan espacioso y bien equipado, se reduce a tu pequeña habitación donde sabes realmente que puedes organizarte como quieras. Y salir a cocinar o al cuarto de baño es arriesgarte a pisar territorio neutral o, incluso, enemigo. Personalmente, a mí no me compensa vivir así.

Es por eso que, cumpliendo casi un año desde que llegué a Madrid, estoy haciendo lo que llevo queriendo hacer desde  hace bastante tiempo: me mudo a un piso para mí solo.

Es un buen piso: un salón amplio, con dos sofás, mesa y sillas. Un dormitorio con cama doble, armario empotrado enorme y sitio para un escritorio de trabajo. Cocina amplia y equipada (le falta horno, xo no está mal). Cuarto de baño grande. Un piso nuevo, construido hace tan solo unos cinco años. Bien cuidado. Con garaje (aunque muy pequeño). Tiene potencial.

Ahora comienza, realmente, una nueva e impresionante aventura. Aunque llevo dos años independizado como quien dice, comienzo a andar un paso más en solitario. Espero que me ayude a encontrar un sosiego que hasta ahora me ha faltado, y que creo necesario para asentar una base sobre la que llevar a cabo cualquier otra actividad que se pueda tener en la cabeza. Y de esas hay muchas.

El lunes habré terminado la mudanza y estaré en la casa nueva. Si venís de visita seréis bienvenidos 🙂

———–

Mood: Happy and Wishful!!

Music: “So long, and good night” – Helena, My Chemical Romance.

Movie: “We all wear masks… metaphorically speaking.” – Dr. Arthur Neuman. The Mask (1994). With Jim Carrey and Cameron Diaz as Main Actors. Directed by Chuck Russell. Written by Michael Fallon.

 

Written by Erizo

29/09/2012 a 1:56

Publicado en Madrid, Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: